Jueves, 20 de Septiembre de 2012 12:20

LA VIDA PARA APRENDER

por  Antonio Nieto Sánchez
Vota este articulo
(1 Voto)

IMG_6488Los años que vamos a la escuela son decisivos. Cuando llegamos a ella ya han ocurrido algunas cosas que orientan nuestra formación. Cuando salimos debemos seguir formándonos. Toda la vida tendremos que hacerlo.
Puede sonar un poco escandaloso pensar que venimos a la escuela a hacer amistades antes que a conseguir conocimientos y sin embargo esto es así. A los maestros y a las maestras nos gustaría acudir al colegio cada día caminando por una suave nube de nieve, contentos para poder saludar a cualquiera que nos encontráramos en nuestro camino, incluso a quien no conocemos. Queremos, por encima de todo, ser encantadores y sabios. Nos alegramos de ver a nuestro alumnado corretear y gritar a la puerta de la entrada y encontrar una palabra cariñosa para el primer saludo diario a cada uno de ellos. Nos apasiona venir alegres, con la ilusión de traer y llevar el trabajo bien hecho. Nos apasiona ser artífices del arte de hacer amigos, de ayudar a descubrir la vida a nuestro alrededor, de convivir apasionadamente, de compartir con los compañeros y de colaborar en un equipo. Nos gusta trabajar al son de canciones, de retahílas, de juegos, de quehaceres. Nos enorgullece transformar nuestro aula en un mundo sin límites para aprender, para pensar y para dialogar. Nuestro desafío es poder extender nuestro espacio hasta las orillas de un río, la cima de una montaña, la órbita de una estrella, los entresijos de un museo, lo majestuoso de un monumento ... allá donde quiera que se encuentren.
¿Existe algo más gratificante que ayudar a diferenciar entre un pino y un abeto, un mar y un océano, una hormiga y una abeja? No hay nada tan alentador como decir algo cariñoso a nuestros alumnos y notar que cuentan con nosotros, con nuestro apoyo incondicional para sentirse respaldados, para sentirse capaces de todo, partícipes de un episodio irrepetible de los inicios de su vida.
Tantas veces necesitamos de los otros que estamos plenamente convencidos que un gran valor que debemos trasmitir en NUESTRA ESCUELA, es el de aprender a aliarse, a convivir, a transformar la realidad. Todos juntos, familias y escuela, podemos multiplicar nuestra fuerza inmensa y cambiar esta sociedad por otra MÁS HUMANA, MÁS JUSTA Y MÁS SOLIDARIA.

Bienvenidos a un nuevo curso.
Antonio Nieto Sánchez

Antonio Nieto Sánchez

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla